Mateo

Sólo íbamos  a dar un paseo y a hacer un par de recados, pero terminamos en el Centro de Salud con dos Vírgenes fluorescentes y sin saber muy bien hacia dónde tirar.

Propmalasana
Props Malasaña

Props Malasaña  hace unas Vírgenes muy kitsch, partiendo de conceptos, tradiciones y tópicos populares que actualizan con una visión tan moderna que no sabes si se trata de la degradación de un icono religioso o la modernización en la veneración de una imagen. Una revisitación que horroriza a unos y admira a otros. A mí (que soy muy religiosa y muy moderna),  me da igual que la Virgen sea de bronce o de resina, así que compré una reproducción naranja fosforito de La Almudena “para los que quieren desaparecer o ser encontrados”. Mi prima, por su avanzadísimo estado, no dudó en quedarse con la Virgen de la Paloma, protectora de las embarazadas y los bebés. En Malasaña las veréis ya por todas partes. Y de todos los colores. Como a Lupita.

Lupita Nyong'o

Las encontramos en Isolèe, de camino por Chueca. Seguíamos de paseo con nuestras coloristas Vírgenes, cuando dándole vueltas a una leve señal sin importancia, pensamos que quedaríamos más tranquilas acercándonos al centro sanitario para asegurarnos de que todo iba bien, a dos semanas del día M de Mateo.

Damien Hirst

La matrona se lo dijo bien claro: “estás de parto”. Lo que no me quedó tan claro fue lo que le dijo después: “ahora puedes ir tranquilamente a comer por ahí con tu prima, y luego daros una vuelta por Ikea”. Y lo dijo sin mover una pestaña, como si aquello fuera pura lógica.

Yo no tengo ni idea de que va ésto. Así que cuando dijo la frase “ya estás de parto”, a mi prima le dio la risa y yo di un salto para echar a correr al hospital. ¿¿Cómo que Ikea??. Yo sólo pensaba en cómo co** llegar lo antes posible al Gregorio Marañón.

Mi prima en su obsesión por autogenerarse oxitocina,  parecía que se había fumado algo

Y a mí, sólo me entraron unas ganas terribles de volver a fumar

Lo de Ikea nos lo explicaba la matrona con toda su parsimonia mientras trataba de aclararnos que estar de parto no significa estarlo “aquí y ahora”. Que lo mismo podrían pasar 3 o 5 días. O una semana. Cuánta más actividad, antes nacería. Parece ser que el estrés y la ansiedad que genera ese recorrido trampa entre somieres y estanterías, es el mejor estímulo para una sufrida parturienta. Mientras que para su acompañante, resulta un ejercicio muy útil para cultivar el heroísmo y sacar a la luz algún que otro alter ego.

Pasamos de Ikea, porque tampoco era plan de oxitocinarse demasiado, pero nos fuimos a La Ardosa, nuestro sitio preferido, a tomarnos un salmorejo y un pincho de tortilla.

Después fuimos a casa a pensar en lo que había ocurrido y lo que estaba a punto de ocurrir.

A la mañana siguiente, yo ya estaba preparándome para ir a Ikea

taxi driver
taxi driver

cuando recibo un mensaje de mi prima: “ha nacido Mateo”.

Gracias, gracias, gracias, gracias Mateo (ya no hay que ir a Ikea!!!)

 Y gracias Dios mío, porque todo fue mejor que bien.

Ayyyy Mateín, si alguna vez lees ésto, ya sabes cómo celebramos aquel día tu inminente llegada y cómo llegó a tu mesilla de noche una Virgen vibrante, castiza y popera, de manto morado y ácido destello.

 

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s