Daniel Silvo / Atelier Solar

Un ligero olor a química, caballetes con lienzos a medio terminar y pinceles con rastros de pintura acotan un amplio y diáfano espacio que bien describe su esencia: una especie de laboratorio de mentes creativas que se reúnen para desarrollar sus obras en un entorno que favorece la discusión de ideas y el aprendizaje conjunto. Un perfil formativo que se completa con diversas actividades como talleres, preparación para concursos, presentaciones de libros o visionado de ciclos de vídeo-arte. Atelier Solar es un espacio de trabajo en el que pueden participar artistas plásticos, comisarios, diseñadores o arquitectos, ya que está adecuado para cualquier tipo de trabajo creativo y teórico.

carlos-romano
Click image to go to Metal Magazine

 

 

Ya son catorce los artistas que desarrollan aquí su obra, estimulados y mentorizados por Daniel Silvo –artista, comisario de exposiciones y docente en la Universidad de Nebrija–. Dani ayuda al grupo con tutorías periódicas y sesiones críticas semanales que se realizan sistemáticamente para forzar el intercambio: “Nos reunimos cada semana para que se presenten los proyectos en los que están trabajando. En estas sesiones exponen sus avances, sus inquietudes y se cuestiona por qué lo han resuelto de esa manera. También se invita a profesionales del sector para que conozcan los trabajos que se están llevando a cabo, de manera que esos encuentros constituyan una vía para participar exposiciones o trabajar en galerías.”

Dani nos invita a conocer el espacio mientras nos cuenta cómo ha ido evolucionando el concepto de Atelier Solar, pues en un principio había nacido como residencia de artistas: “Estaba solo, y una forma de encontrar ayuda era alojar durante unos meses a un artista que pasara por Madrid para realizar algún proyecto, alojándole gratuitamente. Pero no salían los números, así que quité esa residencia e incluí cuatro plazas más.” Actualmente podemos encontrar allí a Isabel Álvarez, Federico Miró, Sofia Porto Bauchwitz, Palmira G. Q., Ana Gabarrón, Carlos Romano, Diana Velasquez, Laura Navarro, David Gómez, Johanna Hincapié, Laura Tejedor, Rocío M. Gorbe, Antonio Carralón o Rafaela Jemmene. Algunas obras se pueden adquirir en LetArt, una galería online muy accesible que ofrece al comprador una cuidada selección bajo el criterio de Dani y la posibilidad de visitar el estudio del artista y ver in situ su trabajo.

Mientras nos dirigimos a la habitación que funciona como biblioteca y despacho, Dani se detiene para reflexionar por qué dentro de su práctica artística, en un momento dado, se interesa el comisariado: “Como artista, las obras que producía en 2012 no se vendían y se iban acumulando en el estudio. Me agobié con tantas cosas que no tenían salida, y pensé: ¿por qué no trabajar con lo que ya existe? Una especie de reciclaje –aunque que conste que el comisariado no es eso–, la idea de trabajar y generar pensamiento con las obras que ya existen y se ponen en conjunto para crear una narración nueva. Además, me gusta trabajar con gente, y es una gran oportunidad para relacionarse con los artistas e instituciones; siempre con la idea de que me sirviera para mi práctica artística personal.” Dani nos adelanta que el proyecto Atelier Solar tiene vocación de convertirse en una obra propia, para plasmar cómo se objetualizan las situaciones que ocurren allí, de manera que la experiencia y los elementos que surgen no sean diluidos y puedan materializarse y tomar forma en una obra plástica.

diana-velasquez

El currículum artístico y docente de Dani impresiona. Su primer impulso para trabajar en comisariado surgió de un trabajo documental de vídeo y fotografía que realizó becado por el BBVA. El proyecto consistía en abandonar la obra de arte de un artista mejicano en un espacio natural. Recorrió la frontera de EEUU desde San Diego hasta Tejas por las carreteras del sur en las principales zonas de paso de la migración mejicana. Seleccionó a cuatro artistas mejicanos –Sara Minter, Felipe Ehrenberg, Alejandro Almanza y Rafael Lozano-Hemmer– y colocó esas cuatro obras a lo largo de California, Nuevo Mexico, Arizona y Tejas; consiguiendo así vincular la producción artística con el comisariado, el land art, el vídeo documental y la denuncia de una situación de conflicto transfronteriza. Aunque en aquella road-movie ya podemos ver un primer germen de su espíritu de comisariado, no fue hasta el pasado septiembre cuando Atelier Solar comenzó a funcionar. Ahora ha dado un paso más registrándose como asociación sin ánimo de lucro para conseguir patrocinadores que estén dispuestos a ofrecer durante un año 350€ al mes (que es lo que cuesta una de las habitaciones del piso de arriba). Una cantidad accesible para una institución o una fundación que valore su trabajo y quiera asociar su imagen a este proyecto cultural: “La idea es invitar a comisarios internacionales a pasar unos meses para que estén cerca de los artistas de Atelier Solar, de las galerías y artistas de Madrid; para que tengan visibilidad y poder participar en exposiciones fuera. El arte español tiene poca visibilidad en el exterior, aunque no tenemos nada que envidiar a países europeos. Si los propios coleccionistas compraran artistas españoles, esas obras se revalorizarían en el mercado internacional. Los gobiernos hacen esfuerzos, que pueden ser muchos y económicamente bien dotados, pero están mal gestionados y no se centran en los artistas adecuados. La cultura y la educación son el caldo de cultivo para que haya coleccionistas.”

NO SUFRAS AL FIN Y AL CABO LA CULPA LA TIENE EL CINE... copia

La vorágine de ferias y exposiciones se suman estos días a su trabajo habitual. Recién llegados de Bruselas, donde han participado en la feria de arte Poppositions, estarán hasta el 16 de junio en el Espacio Trapézio. En noviembre Dani estará además en el CAAC de Sevilla, donde reconocidos artistas serán tutores de jóvenes sevillanos que utilizarán el espacio museístico como lugar de trabajo y de encuentro entre comisarios, galeristas y artistas. Un ritmo que no descansa ni en verano, ya que Atelier viajará a Cudillero durante 15 días en los que también habrá sesiones críticas cada dos días, talleres y visitas profesionales del sector. Así nos despedimos con un buen plan estival, en el que todavía hay plazas disponibles, para disfrutar del arte, el diálogo, la naturaleza y las tutorías magistrales y cercanas de Daniel Silvo.

isabel-alvarez

palmiragqrafaela-jemmenerocio-m-gorbe

Lesley Pedraza
Lesley Pedraza

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s