El anillo del nibelungo.

¿Quién es la novia? -nos asaltaban en cada stand con ojos tártaros y voz gallinácea- ¿Cuándo? ¿Dónde te casas? insistían (ya fijándose sólo en ella) detectando -muy agudas- mi condición de atolondrada soltera; tratando de suavizar el tono con bucólicas trenzas, repetitivas coronas de flores, cansinos turbantes y coquetos canotiers. Muy hipster todo. Muy rústico, muy shabby chic, muy moderno, muy florido, muy guay.

Garden

¿Ya has decidido la temática de la boda?- le preguntaron veinte veces a lo largo de la mañana- ¡Anda!-respondía la futura novia con rendida y gentil paciencia. ¿Temática? Pues no sé….¿Meditaciones Cartesianas? ¿Nepal, en busca del Nirvana?

Simplicidad

Uyyy…-le dije a mi amiga con gesto grave y ramalazo asturiano-: ¿Qué “ye” esto?

Stars

De pronto me sentí como Brigitte Bardot en Le Mepris, con ese aire de desprecio de quien asiste a algo que le es ajeno y que intuye que jamás llegará a comprender.

Lou

Entre tanta sonrisa afligida, deseosa de captar nuevos clientes, sólo me entraron unas ganas terribles de espetarles a cada una de las expositoras de aquella feria de novias vintage: “Por favor dejadme en paz. Esto iba a ser algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer.  Detesto a la humanidad y sólo quiero ser granjera”.

BRi

Empezamos entonces a maravillarnos del peloteo de unas representantes que, con estoica disposición, impedían nuestro avance por aquel impresionante palacio del S.XVIII atestado de tapices y artesonados que subrayaban aún más la medianía del aquel despliegue nupcial.

Palacio

Invitaciones en papel de seda con caligrafía en oro; farolillos y velas con olor a ciprés enamorado; poéticas composiciones florales; fotógrafos que prometen capturar el alma y Food Trucks trufados de deliciosas sorpresas. Sin olvidar el servicio de masajistas (de pies o cabeza) instalados en una glamurosa  jaima: el colmo de la originalidad que tanto gustaría a nuestras madres y abuelas, después de haber pasado horas en la pelu tratando de ahuecar la melena y amortizar la laca.

Hair

Pero no pasa nada, no hay que alarmarse, ya que si después de asistir a este tipo de ferias aún no nos hemos inspirado para “el gran día”, siempre podemos indagar en uno de esos almibarados blogs de escenas súper naturales e improvisadas, coronadas por frases didácticas que nos dan las claves sobre la cuenta atrás y lo más perturbador: las loas corporativistas del gremio, ensalzándose unos a otros con palabras obsequiosas sobre unas puestas en escena que transforman la normalidad y sencillez del acto de casarse en un auténtico espectáculo de varietés.

Michael Pudelka

Entonces, saturadas de interesantísima información, empezamos a ponernos nerviosas pensando en todos esos tratamientos que debemos hacer 6 meses antes de la boda: ¿Cómo voy a ponerme a experimentar con mi pelo justo ahora? ¿Y eso de corregir un overtweezing? – un depilado de cejas de toda la vida-  ¿Y por qué tengo que hacerme un tratamiento anticelulítico? El vestido será largo y mi  futuro marido ya sabe si mi piel es suave, edematosa o si está hecha un cristo.

Tatoos

Por cortesía no hablaré del coste de las make up artists y sus inflados presupuestos. Y tampoco voy a profundizar en esos lánguidos camisones reconvertidos en bohemios vestidos que parecen haber dejado por el camino todo su boato. Nadie quiere volver al miriñaque, a las mangas farol o a las colas de 20 metros; pero podría ser un buen momento para recuperar algo de fantasía, diversión y discreta pompa.

Sarah Burton McQ

Y así, al compás de un épico cuarteto de cuerda que interpretaba magistralmente el prólogo del anillo del nibelungo, seguimos nuestro sonámbulo recorrido eclipsadas por la grandeza del Palacio de Fernán Nuñez, cuando llegó la gran pregunta de una de aquellas avezadas organizadoras: ¿Ya tienes proveedores?

tumblr_lgfy2sWZj71qczunzo1_500

Y fue ahí -justo cuando  el cuarteto iba llegando al clímax de La Valquiria- cuando empecé a sentir pánico, ante la nefasta coincidencia de la preguntita con una de las bandas sonoras más míticas de Apocalipsis now: ¿Proveedores? ¿Sabrían que mi amiga tiene un puestazo en Márketing? ¿Pensarían que estaba haciendo algún research para su próxima campaña “Siente el sabor (de casarte)”? ¿Querrían aprovechar la ocasión para engrosar tarjetero? ¿Por qué tanta adulación? ¿Qué hacíamos allí? ¿Qué eran todas aquellas barbas? ¿Y aquella especie de tarta rosa flúor? Y lo más importante: ¿Quién era aquel chico tan mono que estaba al lado de las hortensias? Ay querida mía, Luis es genial pero, ¿por qué te casas?

Meisel

Mi amiga es divertidísima, expresiva, entregada, disfrutona, generosa y auténtica; así que no perderá un minuto posando al horizonte ni volverá a recrear el momento días después de la boda para corregir encuadres imperfectos. Veremos detalles originales sello de su prodigiosa creatividad, maravilloso gusto y minuciosa organización. No habrá imposturas ni calamidades, quedando al descubierto la magia de su propia singularidad.

singular

Y por cierto, sí que habrá tema: comeremos estupendamente (su entrenado paladar no puede fallar); beberemos hasta el amanecer (siempre con aplomo y dignidad); y  bailaremos como si nadie nos mirara (una playlist vergonzosa y muy decrépita). ¿Qué más temáticas queremos?

GLEN LUCHFORD

 

 

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s